enero 03, 2013

El nuevo cortatubos motorizado para desagües cloacales RIDGID® 238-P es la incorporación más reciente a esta línea de productos de la empresa. Se trata de una herramienta liviana (13,5 lb) y compacta (11,5” de largo) que facilita al profesional de la plomería y la mecánica el corte de desagües cloacales en espacios de tan difícil acceso como pueden ser las vigas del techo o los sótanos de un edificio.

Diseñado para utilizarse con un impulsor de impacto de 1/2”, el modelo 238-P incorpora una cadena capaz de seccionar sin esfuerzo tubo de hierro fundido sin campana, de hierro fundido y peso normal, y de arcilla hasta un diámetro de 8”, así como tubo de concreto en un diámetro máximo de 6”. Y, gracias a sus 11,5” de largo, el mango separable y las moletas de perfil bajo, ofrece la versatilidad de poder trabajar con tubos emplazados en lugares inconvenientes.

Asimismo, el exclusivo funcionamiento bidireccional del 238-P permite marcar el tubo antes del seccionamiento, ayudando así a obtener un corte más limpio. Y, como precaución de seguridad, el límite de su par motor (patente en trámite) lo protege contra sobrecargas.

“El modelo 238-P se ha diseñado para trabajar con tubos de difícil acceso o instalados en lugares inconvenientes", dijo Larry Feskanich, Director de Producto de RIDGID. “Es una herramienta de gran capacidad que corta tubos de hasta 8” de diámetro rápida y fácilmente. Los profesionales de la mecánica y la plomería comprobarán su idoneidad para techos de espacio reducido y emplazamientos subterráneos."

El cortatubos motorizado para desagües cloacales RIDGID 238-P está respaldado por una garantía completa de por vida contra defectos del material y la fabricación.

El nuevo cortatubos motorizado para desagües cloacales RIDGID® 238-P secciona rápidamente tubo de hasta 8” en espacios de difícil acceso